Facebook Twitter Google +1     Admin

La información es la base de tu opción ... y nosotros nunca te la ocultamos.

Códigos QR / Qr Codes
CON TU COLABORACION Y APOYO PODEMOS LOGRAR QUE ESTE BLOG DE NOTICIAS Y SU WEB SEAN DE LO MEJOR... ¡PARTICIPA CON TUS IDEAS Y OPINION!

Temas

Enlaces

 

Hay que celebrar la noticia pero hay que tener bien presente que su política no se va con ella…

20141127123634-exclusion-mato.jpg

Las ONG celebran la dimisión de Ana Mato, la madrina de la exclusión sanitaria

Pero exigen la derogación de su decreto sanitario: cerca de 800.000 personas perdieron su tarjeta sanitaria en 2012 y dejaron de poder acudir al médico.

"La corrupción es muy preocupante, pero es necesario recordar que Ana Mato ha estrenado la exclusión sanitaria y también es culpable de ello", dicen desde Yo Sí Sanidad Universal

El Gobierno aún no ha aportado cifras sobre el supuesto ahorro tras excluir a miles de personas de la Sanidad, el presunto objetivo la reforma

 

Gabriela Sánchez, eldiario.es

 

Era una de sus frases más repetidas: “La Sanidad sigue siendo universal y gratuita”. Pero desde que la exministra Ana Mato aprobó el real decreto 16/2012, cerca de  800.000 personas dejaron de poder acudir a sus médicos de cabecera y especialistas en 2012. Se lo ha recriminado la ONU y el Consejo de Europa. Se lo han contado los propios afectados. Se lo han gritado las  ONG y colectivos implicados que ahora celebran la dimisión de la madrina de la exclusión sanitaria. Como la razón de su adiós es bien distinta, mantienen su lucha: exigen la derogación de la medida.

Tras la puesta en marcha del decreto que ha acabado con la universalidad de la sanidad española, los casos de personas excluídas no tardaron en salir a la luz. Los inmigrantes en situación irregular perdieron su derecho a la sanidad, excepto si las pacientes esperan un hijo, son menores o sufren una urgencia. A su vez, se precipitaron las pruebas de los propios incumplimientos de la ley y el caos existente en su aplicación. Embarazadas ignoradas en su centro de salud, menores con dificultades de acceso a su médico, pacientes que volvían del hospital con una factura de cobro.

Lo que aún se desconoce es una cifra: el Ministerio de Sanidad aún  no ha anunciado de forma clara el supuesto ahorro generado tras dos años de exclusión sanitaria. A pesar de ser el presunto objetivo de la reforma, el Tribunal Constitucional ha cuestionado en dos ocasiones el ahorro de excluir a estas personas de una atención normalizada.

“Nos alegramos de que haya dimitido. La corrupción es muy preocupante, pero es necesario recordar que Ana Mato  ha creado una ley que ha estrenado la exclusión sanitaria en el territorio español. La exministra también es culpable de ello. Esta situación va a permanecer aunque se marche”, sentencian desde el colectivo Yo Sí Sanidad Universal, que lucha por la derogación del real decreto y defiende la insumisión del personal sanitario para mantener la Sanidad Universal. “La Ley la han hecho personas del calado de Ana Mato. Igual que ella dimite, el decreto también puede caer”.

Desde Médicos del Mundo también se centran en denunciar las políticas impulsadas por Ana Mato. “Durante su etapa en el ministerio se han adoptado las medidas más regresivas en el Sistema Nacional de Salud de las últimas décadas, con importantes consecuencias en los sectores más vulnerables de la población”, afirman. “La organización considera como responsable de la reforma sanitaria a Ana Mato. Esperamos que el nuevo contexto y equipo ministerial impulse una rectificación”, sentencian desde la ONG que da seguimiento e intenta garantizar la asistencia a los casos que le llegan. Hace unas semanas lanzaron una crítica campaña contra el debilitamiento del sistema sanitario tras el paso de la exministra.

“Pedimos retronar al punto anterior del real decreto, porque los argumentos que utilizan a la hora de sesgar quién accede a la sanidad y quién no son absolutamente falsos. Se basó en una pequeña, gran mentira”, señala Mikel Araguás, portavoz de Andalucía Acoge. “Otros países garantizan la asistencia sanitaria a toda su población no ha supuesto ningún perjuicio en su sistema de salud. Animamos a la persona que sustituya a la ministra a recapacitar y a dar un paso atrás”.

La secretaría general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, Estrella Galán, ha calificado de “nefasta” la gestión de Ana Mato, aunque no ha querido entrar a valorar la dimisión. “Ha protagonizado una de las peores gestiones que se han llevado a cabo en la cobertura de la sanidad pública a inmigrantes y refugiados”, ha señalado a eldiario.es.

Desde CEAR aseguran que, aunque la renuncia de Ana Mato llega después del auto del juez Ruz que la señala como beneficiaria de la Gürtel a título lucrativo, les “hubiera gustado que en esta decisión” hubiera estado presente su "equivocada" política en materia sanitaria. “Creo que es necesario replantease otro modelo de sanidad pública con los inmigrantes y refugiados, y ahí tiene una oportunidad el nuevo titular de Sanidad”.

 

Cae Ana Mato, los efectos de sus políticas perduran

Mariano Rajoy ha dejado caer a Ana Mato después de que el juez Ruz constatase que se lucró gracias a la trama Gürtel. La respuesta de uno de los colectivos más activos en la lucha contra el decreto sanitario de Ana Mato, Yo Sí Sanidad Universal, no tardó en anunciarse: "Seguiremos hasta que caiga el real decreto 16/2012, no nos importa quién venga", declararon desde su cuenta de Twitter, minutos después del anuncio de su dimisión.

La madrina de la exclusión sanitaria se marcha, su legado perdura. Y tiene nombres y apellidos. Milagros Villalobos, Víctor Walteros, Yunia Romero y su padre Lourdes y su hijo Lázaro... Son algunas de las personas que denunciaron la imposibilidad de acceder a una asistencia médica normalizada a pesar de necesitarlo, aunque la propia ley incluyese su caso como excepción. Alpha Pam, Soledad Torrico, Jeanneth Beltrán: las que no llegaron, las que, según las organizaciones, se quedaron por el camino tras no recibir el seguimiento sanitario requerido.

 

Comunicado de la FADSP tras la dimisión de la Ministra Ana Mato

Tras la confirmación de la dimisión de la Ministra Mato, desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Publica manifiesta:

 

1- La satisfacción que nos provoca esta noticia, ya que en los tres años que Ana Mato ha gestionado el SNS las cosas no han hecho más que empeorar

 

2- Uno de los hitos más graves de su mandato, el RD 16/2012, en base al que la ministra ha dejado abandonadas, sin asistencia sanitaria, a miles de personas.

 

3- La modificación del Estatuto Marco, con nocturnidad y sin negociación previa, para profundizar en la privatización del sistema a través de la gestión clínica, facilitando el cambio de la vinculación jurídica de los empleados públicos.

 

4- La ausencia de empatía con el SNS, que ha desmantelado en lo posible, mientras se potenciaban las empresas privadas.

 

5- La falta de comunicación con los profesionales del sistema, que se reducía a reuniones con el irrelevante foro de la profesión médica, y no con las mareas blancas de Madrid y de otras CCAA, en su dura batalla por la defensa del sistema sanitario público.

 

6- Su nefasta gestión en la crisis del ebola que al día de hoy sigue sin estar resuelta, ya que el hospital Carlos III continúan en su proceso de reconversión de hospital de crónicos , dejando fuera de toda la atención a futuros o posibles  casos de la misma magnitud del ebola

 

FEDERACION DE ASOCIACIONES PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PUBLICA

 

26 de Noviembre de 2014

 

MAS…

EN EL PAIS:

Dimite Ana Mato para no hundir a Mariano Rajoy

Rajoy evita la fotografía con la ministra en el pleno sobre corrupción de hoy en el Congreso

 

EN PUBLICO:

Rajoy se olvida de Mato y niega que la corrupción sea general

 

VER NOTICIA ANTERIOR DIRECTAMENTE RELACIONADA

27/11/2014 12:36. Administrador ;?>

Comentarios » Ir a formulario



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris