Facebook Twitter Google +1     Admin

La información es la base de tu opción ... y nosotros nunca te la ocultamos.

Códigos QR / Qr Codes
CON TU COLABORACION Y APOYO PODEMOS LOGRAR QUE ESTE BLOG DE NOTICIAS Y SU WEB SEAN DE LO MEJOR... ¡PARTICIPA CON TUS IDEAS Y OPINION!

Temas

Enlaces

 

A propósito de la reciente publicación del gasto sanitario público 2013 efectuada por el Ministerio…

20150630115255-adsp.jpg

La "caída" es de 8.869 millones de euros

La FADSP lamenta el descenso de más de un 12% en gasto sanitario público de 2009 a 2013

Madrid 29 jun, 2015. Acta Sanitaria

Tras la reciente publicación por parte del Ministerio de Sanidad del informe Estadística de gasto sanitario público 2013, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha lamentado el descenso de un 12,56 por ciento en gasto sanitario público desde el año 2009 y hasta el 2013.

A juicio de esta organización, el primer hecho a constatar es “la habitual tardanza de las autoridades sanitarias en hacer públicos los datos e indicadores sobre el funcionamiento del sistema sanitario público”, ya que rechaza la situación de que “ahora aparecen, en junio de 2015, datos de 2013″. “Lo razonable es que lo hicieran los de 2014″, afirma subrayando el “atropello” a la ciudadanía que supone “la falta de transparencia en la información sobre los servicios públicos”.

La FADSP, una vez expuesto ello, pone de relieve “que se constata una caída del gasto sanitario público consolidado de 8.869 millones de euros respecto a 2009″. Ésta “es menos relevante respecto al PIB, siendo ésta de 0,6 puntos, un 9,23 menos, porque en este periodo ha disminuido de manera importante”, manifiesta.

“Si observamos esta disminución según la clasificación económica, vemos que la reducción del gasto se ha producido básicamente sobre la remuneración del personal sanitario y en los gastos de capital, mientras que otros capítulos como consumo intermedio y conciertos han tenido pequeñas reducciones”, continúa la Federación, que concreta las pérdidas en los dos primeros aspectos en 3.563 millones de euros y un 11,36 por ciento, y en 1.706 millones de euros y un 66,74 por ciento”, respectivamente.

Por esta razón, la FADSP considera que la reducción de personal “ha sido el principal efecto del recorte presupuestario”, así como que la inversión “ha tenido una tremendo bajón”. Además, asegura que “la parte que ha sufrido menores reducciones es la destinada a las compras a proveedores y los conciertos”. Todo ello desemboca en “una Sanidad pública más deteriorada y un sector privado que ha obtenido una mayor parte proporcional de una tarta de tamaño más reducido”, confirma.

 

Considera que “los recortes se han cebado en la Atención Primaria”

“Los recortes se han cebado en la Atención Primaria que ha tenido una disminución de 1.641 millones de euros, un 15,22 por ciento, frente a la disminución del 4,66 por ciento de la especializada”, prosigue esta organización, que añade que “los mayores recortes se producen en las partidas de la Administración central, un 46,83 por ciento, y en las de las locales, un 45,96 por ciento”.

Con todo ello sobre la mesa, la FADSP reclama “recuperar la financiación de la Sanidad pública, cuando menos, a los niveles de 2009, garantizar una financiación finalista que haga disminuir las intolerables desigualdades financieras actuales entre las comunidades autónomas, recuperar el empleo del sistema sanitario público y las inversiones en tecnología e infraestructuras, potenciar la Atención Primaria como elemento clave para atender con eficiencia y calidad los problemas de salud de la población, acabar con las privatizaciones que suponen sobrecostes que ponen en peligro a una Sanidad pública desfinanciada y, control del gasto farmacéutico manteniendo la calidad y la accesibilidad a la prestación”.

 

A CONTINUACION EL DOCUMENTO INTEGRO PUBLICADO POR LA FADSP:

El Gasto Sanitario en España

 

Acaba de hacerse pública por el Ministerio de Sanidad la “Estadística de gasto sanitario público 2013”, y merece la pena hacer algunos comentarios sobre la misma.

 

El primero por supuesto es la habitual tardanza de nuestras autoridades sanitarias  en hacer públicos  los datos e indicadores sobre el funcionamiento del sistema sanitario público, ahora aparecen, en junio de 2015, datos de 2013, cuando lo razonable es que lo hicieran los de 2014. Una vez más señalar que es un atropello a la ciudadanía la falta de transparencia en  la información sobre los servicios públicos que sufragamos todos con nuestros impuestos, y también que una información no actualizada pierde una parte de su utilidad.

 

Con esta limitación, el segundo hecho reseñable es que se constata una caída del gasto sanitario público consolidado de 8.869 millones € respecto a 2009          (- 12,56%), caída que es menos relevante respecto al PIB (% de gasto sanitario sobre el PIB), siendo esta de 0,6 puntos  (-9,23%), porque el PIB en este periodo ha disminuido de manera importante.

 

Si observamos esta disminución según la clasificación económica vemos que la reducción del gasto se ha producido básicamente sobre la remuneración del personal sanitario (disminución de 3.563 M€, -11,36%) y en los gastos de capital (- 1.706 M€, el 66,74% menos), mientras que otros capítulos como consumo intermedio y conciertos  han tenido pequeñas reducciones. De ello se deducen 3 cuestiones importantes: una, que la reducción de personal ha sido el principal efecto del recorte presupuestario; dos, que la inversión ha tenido una tremendo  bajón con los efectos que ello tiene sobre la perdida de mantenimiento y/o obsolescencia de parte del material clínico y en la reparación y/o construcción de nuevas infraestructuras; y tres que la parte que ha sufrido menores reducciones es la destinada a las compras a proveedores y los conciertos. El resultado final es una Sanidad Pública más deteriorada y un sector privado que ha obtenido una mayor parte proporcional de una tarta de tamaño mas reducido, es decir se ha avanzado objetivamente en la privatización, con financiación pública, de nuestro sistema sanitario, que como es bien conocido era el objetivo de la política del PP.

 

Otro hecho llamativo es que los recortes se han cebado en la Atención Primaria que ha tenido una disminución  de 1.641M€ (-15,22%) frente a la disminución del 4,66% de la Atención especializada, consolidando así la tendencia a una disminución del peso de la AP en el sistema sanitario, lo que resulta aún mas incomprensible si se tiene en cuenta que es precisamente la AP la que puede abordar de una manera mas coste/eficiente los problemas de salud de la población.

 

Si vemos cuales son los sectores que han disminuido mas el gasto se observa que, aunque lógicamente el mayor recorte en cantidad procede de las CCAA (7.641M€), proporcionalmente los mayores recortes se producen en las partidas de la Administración central (- 46,83%) y en las de las administraciones locales (- 45,96%), esta última partida en vías de desaparición total después de la aprobación de la Ley reguladora de las bases del régimen local.

 

La distribución del presupuesto per capita según las CCAA evidencia yo que ya venimos denunciando hace tiempo desde la FADSP y es la intolerable diferencia entre ellas, según los datos del Ministerio este gasto por habitante oscila entre 1.549 € en el País Vasco hasta 1.044 en Andalucía (promedio de 1.208€), lo que hace prácticamente imposible que se pueda garantizar el mismo nivel de prestaciones entre las distintas CCAA  y pone de relieve la necesidad de un presupuesto sanitario finalista que asegure una financiación por habitante mas homogénea. También resaltar que si vemos el gasto sanitario  en % del PIB de cada una de las CCAA este oscila entre el 3,8% de Madrid y el 7,8% de Murcia (promedio 5,4%). Asimismo el promedio de gasto sanitario sobre el total de gasto público de cada Comunidad Autónoma varia entre el 58,8% (Aragón) y el 35,7% (Cataluña) con un promedio del 46,1%, lo que objetiva el interés de cada una de ellas por la Sanidad.

 

Por otro lado el gasto en atención especializada sobre el total de gasto sanitario (promedio del 61,8%) varia entre el 55,9% (Extremadura) y el  69% (Madrid), y el gasto farmacéutico, también en porcentaje sobre el gasto sanitario, oscila entre el 22,5% (Galicia) y el 14% (Baleares) con un promedio del 17,6%.

 

En resumen nos encontramos ante unas cifras antiguas que revelan la tradicional ausencia de transparencia de las administraciones sanitarias, que en todo caso evidencian unos tremendos recortes en el sistema sanitario público que se han hecho mas patentes en  personal sanitario, en Atención Primaria y en inversiones en tecnología e infraestructuras. También se constata una gran diferencia en el gasto sanitario por habitante entre las CCAA y la persistencia de un gasto farmacéutico elevado.

 

Desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública seguimos señalando la necesidad de:

 

  • Recuperar la financiación de la Sanidad Pública cuando menos a los niveles de 2009.
  • Garantizar una financiación finalista que haga disminuir las intolerables desigualdades financieras actuales entre las CCAA
  • Recuperar el empleo del sistema sanitario público y las inversiones en tecnología e infraestructuras
  • Potenciar la Atención Primaria de Salud como elemento clave para atender con eficiencia y calidad los problemas de salud de la población
  • Acabar con las privatizaciones que suponen sobrecostes que ponen en peligro a una Sanidad Pública desfinanciada.
  • Control del gasto farmacéutico manteniendo la calidad y la accesibilidad a la prestación.

 

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

 

29 de junio de 2015.

30/06/2015 11:52. Administrador ;?>

Comentarios » Ir a formulario



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris