Facebook Twitter Google +1     Admin

La información es la base de tu opción ... y nosotros nunca te la ocultamos.

Códigos QR / Qr Codes
CON TU COLABORACION Y APOYO PODEMOS LOGRAR QUE ESTE BLOG DE NOTICIAS Y SU WEB SEAN DE LO MEJOR... ¡PARTICIPA CON TUS IDEAS Y OPINION!

Temas

Enlaces

 

Frente al oportunismo de unos, la intencionada confusión entre sistema sanitario y la gestión del mismo… así no hay nada práctico ni productivo, sólo postureos y más postureos

20160722104041-paco-en-pleno-extraordinario.jpg

La oposición ataca en bloque la gestión "politizada" y "clientelista" de la sanidad

El Consejero afea a la derecha el uso político de un sistema "de los mejores del mundo" y sostiene que las listas de espera están controladas

Foto.- El Consejero ayer en el pleno extraordinario.

22.07.2016, Oviedo, Marcos PALICIO, en La Nueva España.

 

Según quién lo haga, el diagnóstico del mismo paciente va a pasar de la extrema gravedad a la ausencia casi absoluta de sintomatología patológica. Toda la oposición parlamentaria cargó en bloque contra la "enfermedad estructural" de la sanidad asturiana, aquejada de clientelismo en una gestión de personal "represiva" y "politizada", mientras el consejero, en realidad solos el consejero y el PSOE frente a todo el resto del hemiciclo, dejaban en poca cosa las afecciones y resaltaban la constante mejoría en el estado de salud del sistema. En el pleno extraordinario instado en la Junta por PP y Foro para pasar revista al modelo, Francisco del Busto hizo frente a la crítica de la toda la oposición, unánime en el fondo y modulada por la intensidad de las formas, disparando en todas direcciones, y en particular hacia la derecha, con la munición del "oportunismo político".

 

Es la rentabilidad partidista la que mueve, al decir del Consejero, a quienes ayer fueron al pleno, y todas estas semanas a la comisión de investigación de las listas de espera, buscando en la sanidad las cosquillas del Ejecutivo autonómico, utilizándola "como arma contra el Gobierno". "Entiendo que la derecha esté preocupada porque la sanidad marcha bien", les dijo el titular de la Consejería, "porque el rumbo es el correcto, las listas disminuyen", no se desbocan sino que "están controladas" y "las relaciones con los trabajadores son las normales en un sistema que ha estado siempre en conflicto". Les advirtió de que su motivación política "alarma a la población", o que su "crítica desmedida produce daño, descrédito y debilitamiento" en el que es, remató sin pestañear, "uno de los mejores sistemas del mundo occidental".

 

La portavoz de Foro, Cristina Coto, no tardaría en iniciar su réplica reprobando el discurso por "triunfalista, irreal y con grandes dosis de resentimiento", porque antes Del Busto también había mencionado el recorte sanitario del Gobierno central y su obligación de gestionar la sanidad "desde una situación de asfixia financiera", y había reprochado en todas direcciones, salvo en la de IU, que el proyecto de presupuestos que la oposición echó abajo incluía "160 millones más" para atención sanitaria. También había defendido que en la gestión de las listas de espera "hacemos lo que dicen las normas estatales", o que "por mucho revuelo y alerta social que se quiera crear, las listas mejoran mes a mes desde comienzo de año".

 

De ahí en adelante, la sucesión de visiones apocalípticas comenzó con Cristina Coto volviendo sobre el "maquillaje" de las listas de espera que algunos de los comparecientes de la comisión de investigación afearon al sistema. La portavoz de Foro censuró "la falta de diálogo con los profesionales" de una Consejería en la que funciona la "caza de brujas en forma de represión interna" con el personal políticamente disidente y aunque no estaba Javier Fernández en el hemiciclo, la presidenta del PP regional, Mercedes Fernández, también usó su turno para censurar la "quietud" del jefe del Ejecutivo autonómico y rematar que "falta gestión y sobra política" en la Consejería que manda Del Busto.

 

Del diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé es el diagnóstico de la "enfermedad estructural" y el "problema de abulia" que aqueja, a su entender, a los rectores sanitarios asturianos. El profesor de Filosofía concedió a Del Busto haber mejorado a su predecesor, Faustino Blanco, pero pasando simplemente de aquel "Muy deficiente" a este "insuficiente alto". El parlamentario de Podemos Andrés Fernández Vilanova preparó la puesta en escena subiendo a la tribuna con un fonendoscopio para pedir "escucha" al Consejero y celebró el éxito que, a su juicio, supone para la comisión de investigación instada por su partido haber demostrado "el maquillaje sistemático" de las listas. Marta Pulgar (IU) cerró la ronda reincidiendo en la propuesta de su grupo de "refundar la atención primaria como eje del sistema" y tras reconocer la alta valoración de los ciudadanos se sumó a la visión más crítica con la "nefasta política de personal" y su "modelo de clientelismo político que ha hecho mucho daño en la confianza de los profesionales".

 

Al final, el Consejero se quedó con la sensación, eso dijo, de que "todos consideramos que estamos ante un sistema de salud equitativo y de calidad".

 

 

Del Busto acusa a PP y Foro de usar la sanidad como «arma política»

La oposición carga contra la gestión del Principado de las listas de espera y reclama un incremento en la contratación de personal

 

Agencias/La Voz de Asturias

 

El consejero de Sanidad de, Francisco del Busto, ha acusado este jueves a PP y Foro de actuar desde el «oportunismo político» pidiendo su comparecencia extraordinaria en la Cámara y de alarmar a la población respecto a la situación la sanidad asturiana, por lo que les ha pedido que no utilicen esta cuestión como «arma política».

 

«Podrán ningunear a esta consejería pero después de mi exposición van a tener que hacer un ejercicio imaginativo para acusarnos de falta de transparencia. Espero que al menos no nos llamen holgazanes», ha dicho el consejero tras algo más de media hora de exposición inicial.

 

Del Busto ha comparecido este jueves en un Pleno extraordinario solicitado por PP y Foro para que diese cuenta de «la preocupante situación de la sanidad pública asturiana», aunque el consejero ha indicado que la urgencia responde en realidad a la preocupación de las fuerzas de la derecha «porque la sanidad marcha bien, tiene un rumbo correcto, las listas de espera van disminuyendo y las relaciones entre profesionales y administración son buenas».

 

Todas estas cuestiones, a su juicio «no son buenas» para PP y Foro. A ellos les ha pedido que «no alarmen a la población y no utilicen esta cuestión como arma política» porque ha insistido, Asturias cuenta con un «buen sistema sanitario público». «El discurso de la derecha respecto a la sanidad ya lo conocemos y han dado muestra del mismo allí donde gobiernan», ha dicho Del Busto que ha recordado que desde su nombramiento como consejero ha dado respuesta a casi 400 iniciativas en tiempo y forma, «una cantidad y calidad poco usual en otros parlamentos».

 

En su intervención el consejero ha sido muy crítico con la gestión sanitaria de Foro mientras estuvo al frente del Gobierno y también con los recortes en la misma por parte del Gobierno estatal del PP. Una gestión que ha comparado con la de los socialistas destacando los objetivos que se ha marcado como consejero como la potenciación de la sanidad primaria, la reducción de las listas de espera y publicación de sus resultados o el impulso a la investigación, entre otros.

 

Listas controladas

Se ha referido además a la comisión de investigación que se está desarrollando y ha indicado que en la misma «no se ha descubierto la pólvora» . Ha defendido la transparencia de las listas de espera cuya publicación se atiene a lo que marca la ley, algo que ha indicado que no ocurre con otras comunidades como el caso de Madrid. 

 

Ha reiterado que discrepa con la fórmula adoptada por la comisión. No obstante, ha manifestado que la Consejería ha colaborado desde el inicio de la misma. Así ha indicado que en unas semanas estará en la misma para responder a lo que se le pregunte.

 

Del Busto ha manifestado que por mucho ruido que se quiera hacer las listas de espera de la sanidad asturiana son de las mejores del país y el sistema sanitario asturiano con sus propios recursos es capaz de dar respuesta a las demandas de la ciudadanía. «las listas de espera de la sanidad asturiana están controladas y no están desbocadas como dicen algunos».

 

El consejero ha resaltado también la Oferta de Empleo Público en el sector sanitario o el éxito de la convocatoria del concurso de traslados que ha asegurado rompe el mito de que Asturias no es atractiva para trabajar. «La OPE es ya una realidad y nuestra intención es iniciar las convocatorias de la manera más inmediata. Es la mayor oferta posible», ha indicado el consejero en su exposición inicial que se ha extendido durante media hora.

 

«Quedan cosas por hacer, el trabajo en personal ha sido ingente, aunque Zamora no se hizo en una hora», ha manifestado Del Busto, que también ha dado cuenta de las dotaciones tecnológicas o las inversiones en infraestructuras.

 

Triunfalismo

Para la portavoz de Foro, Cristina Coto, el consejero, Francisco del Busto, dio una visión «triunfalista e irreal» de la sanidad asturiana, «con grandes dosis de resentimiento y cero autocrítica, que es la garantía absoluta de que las cosas no van a mejorar y provoca alarma social». Ha incidido en que el problema nuclear de la sanidad asturiana es la falta de personal, que lleva a que se suspendan intervenciones y se cierren camas durante el verano, situación que, en su opinión, se nota más en los hospitales de las alas.

 

Para Coto, esto es producto de una política de personal que «es nefasta», con 15 años sin sacar oposiciones que ha provocado una tasa de interinidad de más del 60 por ciento y que genera agravios salariales. Coto ha reclamado una auditoría externa, independiente y transparente para ver cómo se elaboran las listas de espera que, en su opinión, están claramente maquilladas y que llevaron al Ejecutivo a no publicarlas durante un año, «lo que más que una operación de maquillaje, fue de chapa y pintura».

 

«Es un discurso profundamente hipócrita y no realista», ha señalado la portavoz del PP, Mercedes Fernández, al recriminar al consejero que acusase a la derecha de alarmista y de querer extender esa alarma a toda la sociedad. En un pleno en el que estuvo ausente el presidente del Principado, Javier Fernández, la dirigente popular criticó «la quietud en la que está instalado» y que eso le lleve a mostrarse satisfecho de la gestión de las listas de espera, pese a que «las cosas no está muy bien porque no se hacen bien los deberes».

 

La presidenta de los populares asturianos ha recordado también que en la comisión de investigación de las listas de espera «muchísimos» profesionales dejaron claro que éstas se maquillan y que no son un reflejo de la realidad. Asimismo, ha criticado que como respuesta, la Consejería anunciase que iba a llevar a la Fiscalía a quienes denunciasen irregularidades, que se plantee que el silencio es la mejor medicina en el ámbito institucional y que se estigmatice a quien no piensa como el consejero, a quien ha acusado de faltarle gestión y sobrarle política.

 

Desde IU, Marta Pulgar ha reclamado una mayor visión estratégica a la hora de abordar la gestión de las listas de espera y ha incidido en que es preciso poner en marcha medidas estructurales y no sólo planes de choque. La diputada de IU ha recriminado también al consejero que haya «caído en la lógica de la derecha» al anunciar un decreto de tiempos máximos de atención que abre las puertas a la privatización de la sanidad, y que utilice las listas de espera como un arma arrojadiza contra la oposición o que favorezca el clientelismo político en la designación de cargos.

 

Desde Ciudadanos, Armando Fernández Bartolomé ha asegurado que es necesaria una reforma muy profunda para poder garantizar la supervivencia del modelo público y ha insistido en que las listas de espera no dejan de ser un reflejo de problemas más graves que hay que solucionar. Asimismo, ha criticado tanto al PSOE como al PP por no haber hecho nada en los últimos 30 años con el fin de que las listas de espera sanitarias reflejasen la situación real.

 

El portavoz de sanidad de Podemos, Andrés Fernández Vilanova, que preside la comisión de investigación de listas de espera, ha puesto de relieve la existencia de distintos mecanismos para maquillar las listas de espera y ha denunciado la falta de transparencia. El diputado de la formación morada ha aprovechado su intervención para pedir al consejero que retire el decreto de tiempos máximos y para que ponga solución a las deficiencias en transparencia e irregularidades identificadas, así como para que ejecute el cien por cien del presupuesto asignado a atención primaria.

 

A partir de ahí, según el diputado de Podemos, se pueden sentar las bases de un diálogo para diseñar una estrategia integral y sostenible que preserve la sanidad asturiana.

 

La socialista Eva Pérez, sin embargo, ha calificado de «oportunista» el pleno extraordinario de hoy y ha asegurado que la urgencia del mismo no estaba justificada por ninguna parte. Para Pérez, se ha abierto la mayor causa general contra un sistema público sanitario en este país a pesar de que se trata de un buen modelo que, por supuesto, tiene necesidades, pero que también es capaz de detectarlos y de atajarlos.

 

Ha destacado además que de haber sido aprobados los presupuestos presentados por el Gobierno la sanidad asturiana hubiese contado con 160 millones de euros más que en ejercicios anteriores y les ha pedido a los parlamentarios que «con sus votos aprueben las cuentas para el próximo ejercicio».

 

En su intervención ha ido repasando las medidas adoptadas y el trabajo desarrollado en el sector sanitario. Así entre otras cuestiones Del Busto ha insistido en que «es rotundamente falso» que la consejería esté pensando en cerrar hospitales en las alas y ha arremetido contra los que juegan con este asunto tratando de crear miedo entre los vecinos de las alas.

 

Del Busto dice que «las listas de espera están controladas; no desbocadas»

La oposición, en el pleno extraordinario de la Junta General, pidió «liderazgo» al Gobierno regional para mejorar la sanidad pública asturiana

 

MARCO MENÉNDEZ, GIJÓN, en El Comercio

 

La situación de la sanidad asturiana fue el motivo del debate del pleno urgente que se celebró ayer en la Junta General del Principado, pero a la postre prácticamente se centró en la situación de las listas de espera, a la luz de los datos dados a conocer en la comisión de investigación que sobre el asunto se lleva a cabo en la sede parlamentaria. En su exposición, el consejero del ramo, Francisco del Busto, tildó el pleno de «oportunismo político» y culpó a los recortes del Ejecutivo de Mariano Rajoy de muchos de los problemas de la sanidad pública. Ofreció abundantes datos para certificar que «Asturias cuenta con nueve de los diez ítems a nivel internacional que certifican la calidad de la asistencia» e hizo referencia a las próximas incorporaciones de personal al sistema y de más inversiones en material.

 

Pero sobre las listas de espera, Del Busto indicó que ha cumplido con el compromiso de hacerlas públicas y aseguró que los datos de Asturias «están entre los mejores del país. Mejoran desde comienzos de año mes a mes, sin aumentar las derivaciones a otros hospitales ni costosos planes de choque. Con nuestros recursos damos respuesta a la demanda. Las listas de espera están controladas; no desbocadas». Además, el consejero rechazó de plano que estas demoras se 'maquillen' con la reprogramación de citas: «La reprogramación la pide un médico. La cita de un médico no la puede cambiar un administrativo, no tiene autorización. Esto no es ocultación de datos, porque se controla siempre».

 

También hizo referencia a la investigación que abrió en el Hospital de Cabueñes tras la denuncia de 'maquillaje' por un facultativo. «Me duelen las críticas por la apertura de una auditoría. No tengo otra opción que analizar las denuncias de un profesional que me merece todos los respetos. Si no lo hubiera hecho, ustedes me lo habría exigido», aseveró.

 

Pero sus palabras no parecieron convencer a la oposición. Cristina Coto (Foro) le afeó que «anunciara una caza de brujas» y le acusó de utilizar «la represión, porque no quiere la transparencia». También criticó una «gestión politizada»… (leer más)

 

La oposición censura la "falta de diálogo" y la política de personal "represiva" y "clientelista" de la Consejería de Sanidad

El consejero de Sanidad asegura que las listas de espera están "controladas" y son "de las mejores del país"

 

M. P., en La Nueva España.

 

La oposición al Gobierno regional ha cuestionado esta mañana con diferentes modulaciones en la intensidad la gestión sanitaria del Ejecutivo autonómico. En el pleno extraordinario convocado en la Junta a petición de PP y Foro para analizar el sistema de sanidad pública, el consejero del ramo, Francisco del Busto, se defendió de las críticas atacando a quienes rechazaron el incremento de la inversión sanitaria del proyecto fallido de presupuestos y acudiendo al deterioro impuesto por los recortes del Gobierno del PP. Defendió Del Busto que las listas de espera que han dado forma a la comisión de investigación en marcha en la Junta "están controladas, no desbocadas" y que su gestión cumple "lo que dicen las normas estatales". "Por mucho revuelo y alarma social que se quiera crear"·, remató, "las listas de espera en la sanidad asturiana están entre las mejores del país".

 

El Consejero combatía así la crítica unánime tanto de los grupos que instaron el pleno como los demás de la oposición. En una larga sucesión de censuras, la portavoz de Foro, Cristina Coto, calificó el discurso de Del Busto de "triunfalista, irreal y con grandes dosis de resentimiento" y afeó una política de personal caracterizada, a su juicio, por la "falta de diálogo y la represión interna" de los políticamente discrepantes. Desde la bancada popular, Mercedes Fernández focalizó el castigo en la "falta total de autocrítica", el "maquillaje" de las listas de espera y la conciencia de que en la administración sanitaria asturiana "falta gestión y sobra política". Ciudadanos censuró la "abulia" de los gestores, Podemos "el descontrol que viene de la falta de escucha" e IU la "nefasta política de personal" basada en el "clientelismo político"

 

VER NOTICIA ANTERIOR DIRECTAMENTE RELACIONADA

22/07/2016 10:40. Administrador ;?>

Comentarios » Ir a formulario



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris