Facebook Twitter Google +1     Admin

La información es la base de tu opción ... y nosotros nunca te la ocultamos.

Códigos QR / Qr Codes
CON TU COLABORACION Y APOYO PODEMOS LOGRAR QUE ESTE BLOG DE NOTICIAS Y SU WEB SEAN DE LO MEJOR... ¡PARTICIPA CON TUS IDEAS Y OPINION!

Temas

Enlaces

 

Y cómo ejemplo de lo que se puede resentir pone el plan estructural orientado a reducir las listas de espera que ni siquiera estaba contemplado en los presupuestos retirados… es de traca.

20160313115024-pleno-sesion-de-investidura.jpg

Ya opiné que generar falsas alarmas no es la vía, que todo es cuestión de voluntad política generando consensos, pero para eso hay que pasar por la JGPA y obtener los apoyos necesarios…

El desfase sanitario alarma al Gobierno

La minoría del PSOE en la Junta retrasa la búsqueda de soluciones a los males del sistema: problemas de personal, oferta de empleo y listas de espera

Con 150 millones de euros menos a causa de la prórroga, se reorganizan las prioridades a la espera de los créditos

Foto.- Pleno de investidura (archivo)...en la JGPA es dónde, a través de nuestros representantes, está depositada la soberanía del pueblo asturiano, por si a alguien se le olvida.

ANDRÉS SUÁREZ, OVIEDO, en El Comercio.

No fueron pocos los diputados que se sobresaltaron el jueves al leer en las páginas de este periódico cómo el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, relataba con crudeza, en respuesta a una pregunta parlamentaria de Gaspar Llamazares, los problemas que la situación de prórroga presupuestaria genera sobre la política de salud del Principado. «Sin duda, será una de las que más se resentirá, si no la que más», confesaba. Sorprendió en los grupos parlamentarios no tanto el fondo de sus reflexiones, porque de todos es conocido el ingente volumen de recursos que consume la maquinaria sanitaria y las apreturas financieras presentes y pasadas de la administración, como la forma de expresarlas, la contundencia de las mismas. Lo cierto es que, sin incurrir en el alarmismo, Ejecutivo y oposición admiten, con matices, que la situación no es fácil. Que sin cuentas de nuevo cuño sobre la mesa hay 150 millones de menos con los que jugar y que, a medio y largo plazo, hay elementos estructurales que aportan dificultad añadida.

En un presupuesto -el presentado y posteriormente retirado por el Gobierno ante sus nulas opciones de éxito- de 4.121 millones de euros la sanidad se llevaba 1.649, lo que da idea del volumen de recursos que se lleva el funcionamiento del sistema asturiano de salud. Con la prórroga esas cifras se convierten en papel mojado y se llevan por el desagüe los 150 millones adicionales que PSOE e IU habían incluido en el proyecto con el fin de cubrir las crecientes necesidades de gasto. Es a partir de ese punto desde donde Del Busto dibuja los problemas a afrontar. Habrá, razona en su réplica al portavoz de Izquierda Unida, «menos recursos» para el plan estructural orientado a reducir las listas de espera… (leer más)

El presidente, presionado por los grupos, esquiva el debate en la Junta

A. S., OVIEDO, en El Comercio.

La sanidad y su gestión es un asunto espinoso. Delicado. Se trata de uno de los servicios básicos del estado de bienestar y cualquier incidencia en el mismo, en las prestaciones de que disfruta la ciudadanía, genera inquietud y alarma. La misma inquietud y alarma con que los grupos parlamentarios acogieron la información publicada esta semana por este periódico en la que el consejero del ramo, Francisco del Busto, asumía que el capítulo sanitario será uno de los que más se resienta, «sino el que más», por el impacto de la prórroga presupuestaria. Varios portavoces sacaron a colación el tema en el turno de preguntas al presidente del viernes en la Junta General, pero Javier Fernández esquivó el debate. No dijo ni una palabra al respecto.

«Si comienza a resentirse la calidad del servicio no sobran los pacientes, sobra su Gobierno», le espetó la portavoz de Foro, Cristina Coto. También el número uno de Ciudadanos, Nicanor García, abordó la cuestión al referirse al impacto dañino que el «inmovilismo» del Gobierno a la hora de gestionar la prórroga tiene sobre ámbitos diversos de la realidad asturiana. Pero Fernández eludió pronunciarse.

La defensa del estado de bienestar ha sido siempre la bandera política del Gobierno socialista en estos tiempos de crisis. Una línea roja, en palabras de distintos miembros del Ejecutivo, que se afana ahora en buscar fórmulas para sortear las dificultades de la prórroga.

VER NOTICIA ANTERIOR DIRECTAMENTE RELACIONADA

13/03/2016 11:50. Administrador ;?>

Comentarios » Ir a formulario





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris