Facebook Twitter Google +1     Admin

La información es la base de tu opción ... y nosotros nunca te la ocultamos.

Códigos QR / Qr Codes
CON TU COLABORACION Y APOYO PODEMOS LOGRAR QUE ESTE BLOG DE NOTICIAS Y SU WEB SEAN DE LO MEJOR... ¡PARTICIPA CON TUS IDEAS Y OPINION!

Temas

Enlaces

 

Avances positivos en transparencia, datos y tendencia, ahora sólo hay que esperar a que se confirmen y consoliden a lo largo del año…

20170721110509-comision-sespa-le.jpg

Dos mil asturianos, en lista de espera por no querer operarse en otro hospital

Las intervenciones de traumatología, cataratas y varices copan el mayor volumen de procesos en los que el usuario rechaza un centro alternativo

Foto.- Reunión del dispositivo de control y seguimiento de las listas de espera, presidido por el gerente del Sespa, José Ramón Riera

 

Pablo Álvarez, Oviedo, en La Nueva España

 

Un total de 1.999 pacientes asturianos están en lista de espera para operarse debido a que rechazaron la oferta de ser intervenidos en un hospital distinto al suyo. Éste es uno de los datos difundidos ayer por la Consejería de Sanidad del Principado, que corresponde al pasado 30 de junio. La mayor parte de estos pacientes -en concreto 1.333- corresponden al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA); del Hospital Valle del Nalón son 365; del San Agustín, de Avilés, 152; y del Hospital de Cabueñes, de Gijón, 72. El mayor volumen de este colectivo está aguardando una operación traumatológica; les siguen en número las intervenciones oftalmológicas (principalmente cataratas) y de cirugía vascular (varices en su mayoría).

 

Fue el pasado mes de marzo cuando la Consejería de Sanidad comenzó a ofrecer información sobre el epígrafe denominado "pacientes en espera tras rechazo a la propuesta de intervención en un centro alternativo". Se trata de un grupo de enfermos que, siguiendo la praxis vigente en toda España, no figuran en las estadísticas habituales, las que maneja el Ministerio de Sanidad, que se limitan a "pacientes en espera estructural".

 

Con esta última expresión se alude a los enfermos pendientes de ser intervenidos "cuya espera es atribuible a la organización y recursos disponibles". Sin embargo, los que son llamados, se les ofrece operarse en un hospital distinto del suyo y lo rechazan pasan al grupo de los que esperan "por libre elección". En toda Asturias, estos últimos sumaban 1.807 a finales de marzo, y han aumentado hasta 1.999 a finales de junio.

 

El grupo de Podemos en la Junta General del Principado, que lleva toda la legislatura exigiendo más transparencia en los datos de las listas de espera, aseguró en su día que este mecanismo de contabilidad -que obedece a una regulación de ámbito nacional- ha propiciado un mecanismo engañoso. En virtud de este sistema -señala el partido morado-, la Administración sanitaria extrae pacientes de la lista de espera estructural a base de llamarlos por teléfono, forzar una respuesta negativa y pasarlos a la relación de enfermos que han rechazado un centro alternativo. Sanidad lo niega, y argumenta que lo único que hace es tratar de aprovechar todos los recursos sanitarios públicos disponibles en la región y ofrecer alternativas a la espera.

 

De otra parte, el dispositivo creado por el Servicio de Salud del Principado (Sespa) para el control y seguimiento de las listas de espera analizó ayer los datos correspondientes al mes de junio. El aspecto más destacable ya fue anticipado por este periódico el pasado día 4: el primer semestre del año se cerró en toda la región sin demoras superiores a los 180 días para intervenciones quirúrgicas. No sucedía algo así desde junio de 2012.

 

El número total de pacientes que aguardan una operación en un hospital público bajó en 238 con respecto a mayo, hasta situarse en 16.857. Por tramos de espera, 12.536 están esperando hasta 90 días; y 4.321 entre 91 y 180 días. La demora media se sitúa ahora en 96 días. Por otra parte, la lista para primeras consultas con un médico especialista disminuyó en 4.982 personas, con un total de 59.884, y la demora media bajó a 60,33 días, dos menos que en mayo.

 

El gerente del Sespa, José Ramón Riera, subrayó, ante los miembros del dispositivo, que estas cifras "reflejan una evolución positiva, gracias al esfuerzo de toda la organización y el compromiso de los profesionales.

 

Los asturianos tendrán derecho a conocer su puesto en las listas de espera

Era una de las exigencias de la comisión de investigación, además de publicar la demora real, que el Sespa fija ahora en 96 días en vez de 70

 

Laura Fonseca, en El Comercio

 

Las listas de espera de la primera mitad del año presentan importantes novedades. Además de la erradicación por vez primera en cinco años de las demoras quirúrgicas de más de seis meses, avanzada días atrás por EL COMERCIO, los pacientes asturianos podrán conocer en qué posición se encuentran para una operación, una consulta o una prueba diagnóstica que tengan pedida en la sanidad pública.

 

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) anunció ayer la puesta en marcha de un programa informático que permitirá a los usuarios saber en qué situación de espera se encuentran. El programa se llama ’infolistas’ y según avanzó el gerente del Sespa en la reunión del dispositivo para el control y seguimiento de las demoras sanitarias, posibilitará a los enfermos saber a qué plazo se enfrentan para cada proceso.

 

La creación de este registro era una de las exigencias recogidas en el dictamen de la comisión de investigación parlamentaria que tocó a su fin el pasado 14 de julio y que reclamaba que los pacientes pudieran saber en todo momento cómo evoluciona su petición de consulta, operación o prueba diagnóstica ante el sistema sanitario. Actualmente, los enfermos asturianos desconocen no solo la demora que tienen por delante cuando se le plantea una intervención o una colonoscopia, por poner dos ejemplos, sino que en la mayor parte de los casos ni siquiera tienen constancia de cuándo entran oficialmente en lista de espera quirúrgica o de consulta.

 

Pero además del programa ’infolistas’, algo similar a lo que tienen implantados los servicios de mensajería para poder saber cuál es el itinerario seguido por un envío, el Sespa incorpora otro cambio de calado, también en respuesta a la comisión de investigación que exigía mejoras en materia de transparencia. Y es que por vez primera, el Sespa incluye en sus datos de demora a los pacientes no estructurales, es decir, aquellos que son retirados de la lista oficial bien porque rechazan ser derivados a otros centros sanitarios o por petición del propio enfermo.

 

La suma de esos pacientes, algo que reclamó vehementemente Podemos en la Junta, eleva, y mucho, la espera para una operación quirúrgica, acercándose más a lo que se estima como ’demora real’. De este modo, el tiempo medio para una operación, que el Sespa situaba hasta ahora entorno a los setenta días, salta a 96, casi un mes más con respecto a los registros que venía empleando históricamente Sanidad.

 

El balance de las demoras sanitarias se cerró el primer semestre del año con 16.857 personas pendientes de una intervención, 238 menos que en mayo.

 

En junio, consiguió acabar con las demoras de más de seis meses. Para una primera consulta hay 59.884 pacientes, que aguardan de media 60 días. Otros 28.077 esperan por una prueba.

EN REDACCION MEDICA: El Sespa cierra el primer semestre sin demoras superiores a los 180 días

Y EN LA VOZ DE ASTURIAS: La demora media para una intervención quirúrgica en Asturias: 96 días


VER NOTICIA ANTERIOR RELACIONADA

21/07/2017 11:05. Administrador ;?>

Comentarios » Ir a formulario



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris