Facebook Twitter Google +1     Admin

La información es la base de tu opción ... y nosotros nunca te la ocultamos.

Códigos QR / Qr Codes
CON TU COLABORACION Y APOYO PODEMOS LOGRAR QUE ESTE BLOG DE NOTICIAS Y SU WEB SEAN DE LO MEJOR... ¡PARTICIPA CON TUS IDEAS Y OPINION!

Temas

Enlaces

 

El campus de ciencias de la salud a La Cadellada… prioridad, si, pero cuando se pueda (económicamente hablando).

20131024090741-zona-docente-nuevo-huca.jpg

Cinco consejeros para un traslado fallido

La renuncia del Principado a acometer las obras necesarias para la integración plena de la Facultad de Medicina en el HUCA llega tras doce años de falta de previsión

Foto.- Area docente existente en el nuevo HUCA.

24.10.2013, Oviedo, Eloy MÉNDEZ, en La Nueva España

La fragmentación de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud en dos centros ubicados a cinco kilómetros de distancia, anunciada ayer por el Gobierno regional tras comunicar a los responsables universitarios que carece de fondos para el traslado íntegro del centro, es el resultado final de un proyecto marcado por la improvisación y que ha pasado por las manos de cinco consejeros. Desde la presentación de una maqueta que incluía un gran campus sanitario junto al nuevo Hospital Central hasta la decisión adoptada ahora han pasado casi doce años de contradicciones y falta de compromiso presupuestario, con alumnos y profesores como meros espectadores.

 

El Gobierno regional anunció durante la primera legislatura de Vicente Álvarez Areces (1999-2003) la construcción del nuevo Hospital Central Universitario de Asturias (HUCA) en los terrenos ovetenses de La Cadellada, en la otra punta urbana de su actual ubicación del Cristo. La idea, que levantó una gran polvareda política y social, incluía la creación de un campus de la Salud integrado en el equipamiento, que debería aglutinar los estudios impartidos en las facultades de Medicina y Psicología, para que los estudiantes pudieran realizar las prácticas. Los representantes académicos acogieron la propuesta con reticencias en un primer momento, aunque pronto la respaldaron de forma generalizada. Los asturianos pudieron contemplar la maqueta del macroproyecto en el recinto gijonés de la Feria de Muestras, en el verano de 2000, con la entusiasta presentación del entonces consejero de Salud y Servicios Sanitarios, Francisco Sevilla, que adjudicó el complejo poco antes de dejar el cargo, tras haber desgajado las obras de los inmuebles académicos de los puramente hospitalarios.

 

Su sucesor, Rafael Sariego, heredó una propuesta que apenas tenía que ver con la original y fue el primero en subrayar que las prioridades del Principado se centrarían en construir los edificios sanitarios para después adjudicar los universitarios. El consejero del segundo Ejecutivo de Álvarez Areces (2003-2007) delegó buena parte de las gestiones previas a la ejecución en una comisión funcionarial que, en lo relativo al futuro de la Facultad, se limitó a dejar pasar el tiempo. No obstante, en ningún momento se renunció al traslado íntegro del centro a La Cadellada e, incluso, se ofrecieron fechas más o menos precisas, todas ellas incumplidas. Aun así, se avanzó en los trámites para levantar los aularios destinados a las prácticas clínicas, que ya están prácticamente acabados.

 

El primer responsable autonómico que sugirió la posibilidad de mantener, de manera provisional, parte de los estudios de Ciencias de la Salud en el Cristo fue José Ramón Quirós (2007-2011), con unas polémicas declaraciones en torno a la capacidad de los docentes para trabajar a distancia gracias a la tecnología, que pusieron en pie de guerra a la comunidad universitaria. A pesar de ello, el Consejero nunca renunció a una mudanza en su totalidad y negó, siempre que tuvo ocasión, que el Principado quisiera dejar de lado la propuesta inicial.

 

La llegada de Foro Asturias en 2011 cambió, aparentemente, las tornas. El consejero José María Navia-Osorio se comprometió a realizar el traslado "urgente" de los edificios académicos a La Cadellada, aunque sus palabras nunca llevaron aparejadas nuevos esfuerzos inversores. El regreso del PSOE al poder, con Javier Fernández, se había movido hasta ahora en la falta de concreción. Desde hace unos días, la Universidad sabe que debe renunciar a sus pretensiones.

 

Francisco Sevilla (PSOE)

 

Consejero entre 1999 y 2003. Apadrinó el traslado de los centros a La Cadellada, aunque desgajó su construcción del proyecto original

 

Rafael Sariego (PSOE)

 

Consejero entre 2003 y 2007. Mantuvo el compromiso de trasladar íntegramente la Facultad de Medicina junto al nuevo HUCA

 

José Ramón Quirós (PSOE)

 

Consejero entre 2007 y 2011. Manifestó la posibilidad de dividir la Facultad, aunque de manera provisional y no como solución definitiva

 

José María Navia-Osorio (Foro)

 

Consejero en 2011 y 2012. Anunció el traslado urgente de los estudios sanitarios junto al nuevo HUCA, sin concretar partidas presupuestarias

 

Faustino Blanco (PSOE)

 

Consejero desde 2012. Ha comunicado a la Universidad la paralización del proyecto, sin comprometer su reanudación.

 

El Principado vincula el campus de la salud a las «contingencias económicas»

El consejero de Presidencia responde al PP que «sigue siendo una prioridad», pero que sólo se «acometerá cuando sea posible»

24.10.2013 - E. M., OVIEDO, en El Comercio.

El Gobierno regional no ha dejado enfriar mucho las declaraciones de la diputada popular Susana López Ares y ha ratificado que el traslado al nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) de las enseñanzas universitarias vinculadas a la salud «sigue siendo una prioridad para el Gobierno». Así lo manifestó el consejero de Presidencia, tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno del Principado. Guillermo Martínez reivindicó «el compromiso» que «mantiene» el Ejecutivo asturiano, en un intento de rebatir las acusaciones de López Ares.

 

La exvicerrectora de Estudiantes había señalado el día anterior que hay datos que «constatan» que no existe voluntad por parte del Gobierno del Principado para llevar a cabo el traslado de los estudios de ciencias de la salud, por lo cual el PP instó al Gobierno asturiano a «acometer de manera inmediata» los pasos necesarios para trasladar las facultades ubicadas actualmente en El Cristo al nuevo HUCA de La Cadellada, como rezaba en la proposición no de ley aprobada el pasado viernes.

 

Según ha señalado en rueda de prensa el consejero de Presidencia «se trata de un proyecto promovido por el Ejecutivo y nadie puede sostener lo contrario», lo cual no ha sido óbice para que haya advertido de que su desarrollo está condicionado a las actuales «contingencias económicas» que sufre la Administración autonómica y que, por tanto, su puesta en marcha se acometerá «cuando sea posible».

 

Para suavizar la inevitable demora, Guillermo Martínez ha recordado que las instalaciones del nuevo HUCA disponen de «un excelente aulario» donde los alumnos de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de los tres últimos cursos recibirán toda su formación práctica y teórica «sin desplazamientos», una vez que entre en servicio el nuevo centro sanitario, cuya puesta en marcha está prevista para el próximo año. El problema son todos los demás y la masa crítica de investigadores que se dispersará.

El Principado renuncia a trasladar la Facultad de Medicina junto al nuevo Hospital Central

El equipamiento sanitario, a cinco kilómetros del centro universitario, tan sólo acogerá las prácticas clínicas de los alumnos de algunos cursos

Oviedo, Eloy MÉNDEZ, en La Nueva España.

La Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud permanecerá en el campus del Cristo. Tras una década de intenso debate en torno a la ubicación del centro, el Gobierno regional ha comunicado a los dirigentes de la Universidad de Oviedo que no tiene previsto levantar nuevos bloques en los terrenos anexos al futuro Hospital Central (HUCA). Los aularios que ya están construidos serán utilizados tan sólo para la realización de las prácticas clínicas y para otras labores investigadoras, pero no se llevará a cabo una mudanza íntegra, posibilidad que había perdido fuerza a medida que se ejecutaba el proyecto. La Consejería de Sanidad quiere que los alumnos ocupen estos espacios en marzo de 2014, aunque los responsables docentes pretenden retrasar su llegada hasta septiembre, con el inicio del próximo curso.

El anuncio de los representantes del Principado se produjo durante la última reunión de la comisión de seguimiento entre Sanidad y la Universidad, tal y como recogen las actas del encuentro, y supone la renuncia a una idea surgida durante el primer Gobierno de Vicente Álvarez Areces, cuando se decidió trasladar el Hospital Central desde su actual ubicación del Cristo a La Cadellada. Por entonces, el Ejecutivo autonómico planteó ubicar todos los centros donde se imparten estudios de Ciencias de la Salud en el futuro equipamiento, para facilitar la labor de los alumnos y de los docentes, teniendo en cuenta que muchos compatibilizan las clases con sus trabajos en el centro sanitario. Esa propuesta queda condenada al olvido, debido a los enormes costes económicos que supondría. Y tan sólo podría retomarse a muy largo plazo.

Esta decisión provocará, de facto, que la Facultad de Medicina tenga dos sedes de trabajo a unos cinco kilómetros de distancia: una central en el Cristo, con la mayoría de los aularios, despachos y la sede del decanato, y otra junto al nuevo HUCA, donde se llevará a cabo la formación clínica de los alumnos de tercero a sexto. Este modelo ya existe en otras universidades españolas, como la Complutense de Madrid, aunque levanta recelos entre el colectivo docente asturiano, que advierte de los trastornos que conllevarán los desplazamientos de un lugar a otro, con una incidencia directa en la elaboración de los horarios lectivos. Ahora, el centro académico se encuentra a tres minutos a pie del actual Hospital.

Por eso, una de las primeras reacciones de los responsables de la Facultad (donde se imparten estudios de Medicina, Odontología, Fisioterapia y Enfermería) ha sido solicitar una mejora en las líneas de autobús que comunican ambas zonas, una decisión que compete al Ayuntamiento de Oviedo. No obstante, intentarán mantener vivo el proyecto de traslado íntegro de cara al futuro, ya que entienden que este doble emplazamiento supone un retroceso funcional. Ante esta situación, la propia Consejería ha llegado a proponer la puesta en marcha de vehículos lanzadera que comuniquen regularmente los dos inmuebles, aunque sin ningún compromiso presupuestario.

Otro debate entre las partes gira en torno a la fecha de inicio de las prácticas en el nuevo HUCA. La Consejería está dispuesta a inaugurar los grandes aularios de La Cadellada durante el primer trimestre del próximo año, ya que las obras están prácticamente concluidas. Sin embargo, los gestores universitarios consideran poco eficiente llevar a cabo este cambio a tan sólo unas semanas de la finalización del curso y, por eso, han propuesto que se retrase hasta septiembre.

La decisión del Gobierno autonómico confirma los peores presagios de los responsables académicos, que reiteradamente han defendido que la Facultad de Medicina se ubique junto al nuevo HUCA. No obstante, desde hace tiempo temían que el gabinete socialista de Javier Fernández diera marcha atrás con respecto al proyecto inicial, en la línea de la opinión de José Ramón Quirós, el último consejero de Vicente Álvarez Areces. Las inversiones realizadas recientemente para restaurar los desperfectos del actual centro del Cristo apuntaban, de hecho, en esa dirección.

La Consejería aún no ha hecho públicas sus intenciones, a la espera de que amaine la polémica política que puede acarrear esta medida y que tuvo su reflejo la semana pasada en la Junta General, cuando la mayoría de los diputados que suman Foro, el PP y UPyD instó al Ejecutivo a ejecutar el traslado inmediato en su totalidad. Una petición que caerá en saco roto y que puede acarrear nuevos desencuentros entre el PSOE y sus socios parlamentarios.

 

La decisión del Gobierno autonómico

-Los responsables de la Consejería de Sanidad del Principado han comunicado a la Universidad de Oviedo su rechazo a trasladar íntegramente la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud junto al nuevo Hospital Central Universitario de Asturias (HUCA), debido al importante esfuerzo económico que supondría esta operación.

-Los aularios construidos en el nuevo equipamiento de La Cadellada serán destinados tan sólo a la formación clínica de los alumnos de tercero, cuarto, quinto y sexto.

-El Ejecutivo autonómico quiere abrir estos espacios en marzo de 2014, aunque los responsables académicos pretenden retrasar la inauguración a septiembre, con el inicio del próximo curso.

-La Consejería ha propuesto la puesta en marcha de autobuses lanzadera que unan regularmente el Cristo con La Cadellada, aunque sin concretar la financiación de este transporte.

-Los dirigentes universitarios defienden el traslado de la Facultad en su totalidad, al entender que la existencia de dos "sedes" a esa distancia supondrá serios problemas funcionales tanto para los profesores como para los alumnos.

 

VER NOTICIA ANTERIOR DIRECTAMENTE RELACIONADA

24/10/2013 09:07. Administrador ;?>

Comentarios » Ir a formulario



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris