Facebook Twitter Google +1     Admin

La información es la base de tu opción ... y nosotros nunca te la ocultamos.

Códigos QR / Qr Codes
CON TU COLABORACION Y APOYO PODEMOS LOGRAR QUE ESTE BLOG DE NOTICIAS Y SU WEB SEAN DE LO MEJOR... ¡PARTICIPA CON TUS IDEAS Y OPINION!

Temas

Enlaces

 

Matices del regidor en funciones de Mieres a lo comentado desde la Consejería: la fusión de áreas sí, pero lo demás no…

20140416102351-personal-alvarez-buylla.jpg

El alcalde de Mieres rechaza que Cruz Roja asuma diálisis en el nuevo hospital

El regidor en funciones defiende que el servicio se preste con empleados públicos y considera «injustos» los precios del aparcamiento

Foto.- La protesta del personal y los usuarios del Álvarez-Buylla el pasado día 10.

16.04.14 - RUTH ARIAS | MIERES, en El Comercio.

El encuentro entre el consejero de Sanidad, Faustino Blanco, y los alcaldes del Mieres, Lena y Aller el pasado lunes sirvió para templar los ánimos, pero no para resolver todos los conflictos pendientes. De esa reunión, los regidores del Caudal salieron más tranquilos de lo que entraron, ya que se les garantizó que una futura fusión de las áreas sanitarias VII y VIII no supondría una merma de los servicios ni perjuicios a los pacientes, pero algunas cuestiones, como la gestión del servicio de hemodiálisis del nuevo Álvarez-Buylla o las tarifas del aparcamiento, siguen sin convencer.

El más rotundo ha sido el alcalde en funciones de Mieres, Manuel Ángel Álvarez, quien considera que encomendar la hemodiálisis a Cruz Roja es una «decisión política» que no comparte. «Ese no es el modelo de sanidad pública que defiende el gobierno municipal», explica.

Los tres regidores comparten que la apertura de la unidad será un avance y una ventaja para los pacientes, que evitarán tener que desplazarse hasta Oviedo para recibir tratamiento y tener que hacerlo en turno de noche, pero preferirían que el personal fuese público. Ramón Argüelles, de Lena, tampoco comparte que se ofrezca a Cruz Roja, pero lo ve como un «mal menor», ya que «lo principal es el servicio». Para David Moreno, de Aller, la apertura de la unidad supondrá «una mejora».

Álvarez critica, además, los precios «caros» que se impondrán en el aparcamiento del nuevo hospital, que perjudicarán, sobre todo, a «familias con personas que tengan una hospitalización media o larga». En este sentido, el regidor en funciones reconoció a este diario que había propuesto a la consejería que el estacionamiento pudiera ser gestionado por una empresa de discapacitados, para cumplir así un fin social, a lo que la consejería se habría negado, aunque sí aceptó negociar que pudiese contratarse a personas con discapacidad.

El aparcamiento pondrá a disposición de sus usuarios 403 plazas, de las que 80 estarán reservadas a trabajadores del centro hospitalario de forma gratuita. Para el resto de las plazas se ha establecido una tarifa de 90 céntimos por hora, siendo gratis la primera media hora. Los pacientes y el personal podrán disfrutar de tarifas reducidas mediante abonos. De esta manera, los cálculos de Gispasa estiman que los ingresos de la empresa adjudicataria podrían rondar los 250.000 euros anuales.

 

Los accesos

También ha vuelto a recordar que el gobierno local seguirá reclamando «unos accesos adecuados» para el Álvarez-Buylla y tacha la glorieta propuesta por el Principado de «solución improvisada» y que, al no estar aún en funcionamiento, el tráfico hacia el nuevo hospital causará problemas de circulación «durante un tiempo en una zona ya de por sí muy transitada». Insiste en la necesidad de cumplir el convenio por el que el Principado se comprometía a construir los accesos al centro sanitario.

 

El gobierno de Mieres dice que "entiende, pero no acepta", las decisiones de Sanidad

IU defiende un servicio de hemodiálisis público y un aparcamiento menos costoso

16.04.2014, Mieres del Camino, A. V., en La Nueva España.

El Alcalde en funciones de Mieres, Manuel Ángel Álvarez, aseguró ayer que el Gobierno local seguirá defendiendo un servicio sanitario público y de calidad en el nuevo hospital Álvarez-Buylla, y afirmó que, "si bien se han escuchado y entendido las posiciones planteadas por el Consejero de Sanidad, en la mayor parte de los casos éstas no se comparten ni se defienden por el equipo de Gobierno de IU-Verdes".

Álvarez explicó sobre la prestación de la hemodiálisis a cargo de Cruz Roja que "el Consejero justificó esta medida con unas explicaciones que pueden entenderse, pero desde el Gobierno local de Mieres no se comparte la medida tomada, ya que ese no es el modelo de sanidad pública que defendemos". Respecto al aparcamiento, el Alcalde en funciones aclara que "recibir sus justificaciones no es sinónimo de que se compartan y, de hecho, desde el Gobierno de Mieres no se considera justa la propuesta, con unos precios caros, sobre todo para personas con una hospitalización larga". Tampoco está de acuerdo el Ayuntamiento de Mieres con la solución planteada para los accesos, una rotonda con un presupuesto de 180.000 euros cuando se condonó casi un millón en impuestos y licencias para abordar a cambio un proyecto de enlaces.

La única noticia que dejó satisfecho al regidor mierense fue que la fusión de áreas sanitarias no va a conllevar ningún trastorno para los pacientes del área VII.


La Junta de Personal y algunos sindicatos perseveran en su “totum revolutum” para el que tienen algunos argumentos verosímiles y, desgraciadamente, otros muchos improvisados y sin el más mínimo fundamento…   

El personal del Álvarez-Buylla mantiene las protestas por el servicio de diálisis

Los sindicatos sospechan que Cruz Roja trasladará pacientes renales de otras comarcas al nuevo hospital de Mieres

16.04.2014, Mieres del Camino, Andrés VELASCO, en La Nueva España.

Lo que debería ser una buena noticia, como es la apertura de un servicio del que hasta ahora no disponían los pacientes del área sanitaria VII del Caudal, se está convirtiendo para la Consejería de Sanidad en uno de los mayores frentes abiertos en torno a la apertura del nuevo Álvarez-Buylla de Mieres. Los sindicatos confirmaron ayer que mantendrán el calendario de movilizaciones contra la ya firme decisión del Principado de que sea Cruz Roja la entidad que gestione la unidad de hemodiálisis que se pondrá en marcha en el recién estrenado hospital de Nuevo Santullano. Además, el sindicato CC OO sospecha que, tras la puesta en marcha del servicio en Mieres, Sanidad tenga previsto que pacientes de otras áreas se dialicen en el nuevo Álvarez-Buylla, lo que impliquen cierres en otras áreas, como en Oviedo o el Nalón.

El responsable de Sanidad de CC OO en Asturias, Gonzalo Gayol, aseguró ayer que "el Consejero de Sanidad está apostando fuerte por la privatización de la hemodiálisis y nosotros no lo vamos a permitir". El líder sindical agregó que el colectivo de trabajadores del hospital de Mieres va a seguir adelante con las protestas ya que "es un conflicto que no está resuelto". Tras la concentración convocada hace unos días en el hospital de Murias, la próxima movilización de la plantilla tendrá lugar el próximo día 29 de abril con una marcha a pie desde el casco urbano de Mieres hasta el propio hospital de Murias, que en poco más de un mes, cerrará sus puertas definitivamente.

Para el portavoz de CC OO, ni la Consejería de Sanidad ni Cruz Roja están siendo del todo claros sobre al servicio de diálisis que albergará en nuevo Álvarez-Buylla. "A nuestro entender, no se está diciendo todo la verdad, y las cifras que están dando no nos cuadran", denunció Gonzalo Gayol, que explicó sus sospechas: "Con los diez puestos de diálisis que tendrá el hospital de Mieres, se podrían atender a 60 pacientes. Por lo tanto, si solamente hay 21 pacientes del área VII del Caudal que realizan la diálisis en Oviedo, el resto de turnos sospechamos que se vayan a cubrir con pacientes de otras áreas -como la propia de Oviedo o la del Nalón-, con lo cual no se evitarían los desplazamientos".

La Junta de Personal del Área Sanitaria VII exigió ayer la "inmediata dimisión del Consejero de Sanidad, Faustino Blanco", instándole con ironía a "solicitar el cargo de gerente de la Cruz Roja".

El personal del Área VII del Servicio de Salud del Principado de Asturias denunció que al Consejero de Sanidad "no le preocupa la consolidación de empleo" en la comarca del Caudal, y consideran que "insulta a la plantilla al afirmar que sus servicios no son garantía de calidad".

La Junta de Personal se pregunta además "cuánto cobrará Cruz Roja por cada paciente atendido en un inmueble que ha construido Gispasa, cuyo vicepresidente es el propio Faustino Blanco", al tiempo que se cuestionó sobre quién se va a hacer cargo de los gastos que genera ese servicio de diálisis".

En torno a otra de las polémicas surgidas en torno al nuevo Álvarez-Buylla, el aparcamiento subterráneo del centro sanitario, la plantilla del hospital indicó que "a los trabajadores nos supone otro recorte del sueldo, por ser un coste obligatorio, además del gasto para las personas que deban utilizar el vehículo para venir a consultas, pruebas o acompañamiento de enfermos. Hay que tener en cuenta que ni todos los trabajadores, ni todos los usuarios viven en el municipio donde se encuentran dichos servicios".

Respecto a la fusión de áreas sanitarias en Asturias, que incluye las del caudal y las del Nalón, la Junta de Personal manifestó "su rotunda oposición, ya que aunque el consejero de Sanidad anuncia una ganancia en cuanto a calidad y sostenibilidad, va a generar también más gastos a los usuarios para sus desplazamientos y a familiares de pacientes ingresados, si el ingreso o la consulta se realiza en distinta comarca".

La plantilla del Álvarez-Buylla criticó a los alcaldes de Mieres, Aller y Lena, al entender que, si bien "el jueves día 10 de abril posaron para la foto y nos dieron dado todo su apoyo en nuestras reivindicaciones, el pasado lunes, tras la reunión con el Consejero de Sanidad, cambiaron totalmente de opinión y dejan de ocuparse el bienestar de sus vecinos".


«Pagar por estacionar equivale a otro recorte de sueldo»

16.04.14 - RUTH ARIAS | MIERES, en El Comercio.

La Junta de Personal del área sanitaria VII está especialmente molesta por dos asuntos. El primero es la introducción de un aparcamiento de pago en el nuevo hospital. Las ochenta plazas gratuitas previstas para trabajadores son claramente insuficientes para los más de 300 que pueden coincidir en el turno de mañana, por lo que la mayoría se verán obligados a abonar unos 40 euros mensuales, según estima la presidenta de este órgano, Mercedes Vega. «Equivale a otro recorte de sueldo», opina.

Tampoco están de acuerdo con que la prestación del servicio de hemodiálisis corra a cargo de Cruz Roja. «La consolidación de empleo no le preocupa al señor consejero», denuncian los trabajadores en un comunicado en el que, irónicamente, proponen a Blanco que dimita como consejero y solicite el cargo de gerente de Cruz Roja. «Esperábamos que la hemodiálisis fuera parte de la sanidad pública», confiesa Vega, que se expresa decepcionada con el PSOE «que tanto protesta por la privatizaciones en Madrid».

La presidenta de la Junta de Personal teme además que la fusión de áreas suponga la pérdida de algunos empleos del área sanitaria. «Los puestos administrativos serán los primeros en caer», explica Vega.

VER NOTICIA ANTERIOR DIRECTAMENTE RELACIONADA

16/04/2014 10:23. Administrador ;?>

Comentarios » Ir a formulario



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris